¿Me interesa presentar la declaración de la renta 2018?

¿Me interesa presentar la declaración de la renta 2018?

Ya estamos en la campaña de la Renta 2018 y la publicidad sobre la declaración nos aparece por todos lados, pero ¿y yo tengo que presentar la declaración de la renta 2018?

Oímos muchas veces en los medios de comunicación que cada vez hay menos gente que tiene que presentar la declaración, esto se debe a que la propia Agencia Tributaria reduce los criterios para que sea obligado presentarla. Por ejemplo: que tengas unos rendimientos del trabajo de 22.000 euros o 12.643 euros en algunos supuestos (12.000 si se falleció antes del 5 de julio de 2018) o que tengas unas rentas del capital inmobiliario de más de 1.000 euros, entre otros.

Un ejemplo

Pongamos un ejemplo: únicamente tengo un pagador (empresa) y los rendimientos del trabajo son menores a 22.000 euros. ¿Tengo que hacer la Renta? La respuesta es sencilla: no tienes la obligación, pero te recomendamos que la hagas. Es muy posible que, aunque no estés obligado/a —no superas los requisitos de obligatoriedad— tu empresa te haya retenido un porcentaje de la nómina y esté en poder del Estado.

Vamos a diferenciar varios escenarios con dos variables muy simples que te harán comprender mejor la situación. La primera es determinar si estás, o no, obligado/a a realizar la declaración de la renta. La segunda será si la declaración sale a pagar o a devolver.

Escenario 1: no obligado y declaración a devolver. Este es el caso más típico con el que nos solemos encontrar. No estando obligado/a a realizar la declaración, se presenta para que la Agencia Tributaria nos devuelva nuestro dinero.

Escenario 2: no obligado y declaración a pagar. En este caso, no presentaremos la declaración porque sale a pagar. La no presentación no conllevará ninguna sanción, en tanto en cuanto, no estemos obligados a presentarla.

Escenario 3: obligado y declaración a devolver. Estamos obligados a realizar la presentación queramos o no, por cualquier motivo que determine la Ley. Ahora bien, Hacienda realizará un ingreso a nuestro favor de la cantidad resultante de la declaración.

Escenario 4: obligado y declaración a pagar. Estamos obligados a realizar la presentación, queramos o no, por cualquier causa que determine la Ley. En este caso, el resultado de nuestra declaración es a pagar. En ese caso, podremos realizarlo en uno o dos plazos.

¿Por qué creemos que la Agencia Tributaria juega con el lenguaje? La respuesta es muy sencilla, si no realizas la declaración de la Renta y reclamas el dinero que tu empresa te ha retenido de tu nómina —y que ha ingresado previamente a la Agencia Tributaria— mediante la Declaración de la Renta, se lo queda el Estado. En tu caso pueden ser un centenar de euros, pero multiplicados por todos los contribuyentes del país, la cantidad asciende a muchos millones de euros.

Así que, atención cuando oigas que “cada vez hay menos personas obligadas a presentar la Renta”, ya que se intenta que no se tramite y, por lo tanto, el Estado tenga un “beneficio extra” por todas aquellas declaraciones no presentadas.

Como siempre, te recomendamos que no confirmes nunca el borrador sin consultar previamente con una persona especializada, ya que puede contener multitud de errores. Por eso, en AF Advocats ponemos a tu disposición nuestro equipo de profesionales para ayudarte con tu declaración de la Renta 2018.